Tercera Guerra Mundial

Año 2040. Tercera guerra mundial. Pero esta vez es diferente. No luchamos entre nosotros, luchamos todos juntos contra lo desconocido, los llamados Raptors; aliens llegados a la Tierra hace miles de años que habían sabido adaptarse para pasar desapercibidos, hasta el punto que ningún estado ni organización conocían su existencia. Muchos se preguntan por qué ahora, por qué no comenzaron la guerra hace miles de años. La respuesta es simple, los Raptors que se encontraban ya en la Tierra eran los exploradores, que se encargaban de asegurarse de que la Tierra fuera habitable. El verdadero ejército llegó hace un año después de años viajando.
Pero ya basta de historia, ahora vamos con la situación actual.

Me llamo Peter, soy teniente general de la Marina Estadounidense y, además, desde hace 5 meses trabajo en un proyecto en el que colaboran las mayores potencias mundiales con el fin de acabar con los Raptors y su imparable ejército que ya ha acabado con toda Asia del Este y se dirige hacía Arabia Saudí para acabar con uno de los mayores productores de Petróleo, nuestro principal combustible que se encarga de poner en marcha todos nuestros vehículos militares, por ello es imprescindible pararlos. Ahí es donde entra mi proyecto, que a través de la manipulación genética pretende disminuir el poderío físico que tienen los Raptors sobre nosotros y así poderles vencer.

Hace tres meses encontramos una manera de conseguir los súper guerreros, que acompañados de nuestra tecnología, podrían vencer a los Raptors. La idea era conseguir la parte del ADN que hacía a algunos animales especiales e introducirlo en el ser humano. Las últimas semanas hemos llevado a cabo una infinidad de experimentos a humanos sin haberlo probado en ratas u otro tipo de animales por falta de tiempo. Todas las personas con las que se ha experimentado han muerto. Seguimos desesperadamente intentando dar con la solución al rechazo que da el cuerpo a estas nuevas porciones de ADN.

Después de semanas de fracaso, hemos decido intentar capturar a un Raptor para poder estudiarlos y dar con una solución.

Una semana después llega el Raptor, capturado por los Militares en Turquía, a un paso de Saudí Arabia. Lo que demuestra que nos quedamos sin tiempo. Empezamos inmediatamente con el estudio del individuo. Mide unas dos metros y medio, tiene un color azulado y por raro que parezca comparte un gran cantidad de características con el ser humano: órganos, huesos...
Dos días después me llaman porque al parecer uno de los investigadores ha encontrado algo sorprendente. Ellos han conseguido lo que nosotros no, modificarse genéticamente para poder mejorar sus características. Esto puede ser la gran clave ya que los investigadores dicen que creen que pueden aprender cómo el método con el cual han conseguido dichas modificaciones pero necesitan tiempo, algo que no tenemos.

Un mes después nos enteramos que Arabia Saudí ha caído y seguramente dentro de poco Europa también. Ahora lo que nos queda es conseguir los súper guerreros antes que crucen el Atlántico.

Después de meses de investigación conseguimos averiguar cómo lo habían hecho. Tras un par de pruebas comprobando que funciona rápidamente, preparamos un programa de reclutamiento donde buscamos a los mejores de los que quedamos. Luego empezaron las modificaciones genéticas en los seleccionados. Aún así junto a ello íbamos a preparar un ejército a la última en tecnología para apoyarlos. También empezamos a preparar armas especialmente diseñadas para los súper guerreros.

Llego el día, los Raptors estaban a horas de las costas de Florida. Nuestro ejército se prepara para la gran batalla que decidiría el destino de la humanidad. De repente los Raptors llegan y comienzan a atacar. Al principio parece estar igualado. Después muestro ejército comienza a mermar en sus defensas ganándoles cada vez más espacio. Finalmente les derrotamos.

Este es el comienzo de un nuevo mundo. Después de más de un año y medio de batallas y sufrimiento hemos conseguido derrotar a los que casi nos extinguieron. Pero esta vez vamos a comenzar de una nueva manera, respetando nuestro mundo, ya que en este tiempo nos hemos dado cuenta lo que tenemos. Además los lazos entre las potencial mundiales, aún en pie, se han estrechado. Soy Peter y este es el comienzo del nuevo mundo que nos espera.