La pequeña decepción de Snow

-!Al fin! Hoy es el día!-Decía una chica de unos dieciocho años de edad.
-Claro que sí Sombra, pero recuerda que debemos tener cuidado, ya que el viaje será bastante largo y dicen que hay avalanchas, ya sabes que no quiero perderte como a nuestros padres.-Contestó su hermano Snow, el cual tenía unos vente años pero aparentaba diecisiete.
-Lo sé Snow, pero estoy emocionada, hoy será el día en el que volveré a ver a Axel.-Sonríe felizmente, ya que volvería a ver a su novio y mejor amigo.-Hoy es su cumpleaños y podré volver a estar con él, pero…mañana tendré que decirle que no podemos seguir juntos…-Ríe nerviosa y en ese mismo instante recibió una llamada de su novio y mejor amigo.
-¿Sí?-contesta al teléfono.
-Hola Sombra, tengo que decirte que debo cortar contigo ,lo siento ,me he dado cuenta hace poco de que quiero a Nelly y no puedo seguir contigo, espero que aún podamos ser amigos.
-No te preocupes, ya me había dado cuenta hace unos días, cuando fuy a verte y te vi besándola, y claro que podemos seguir siendo amigos, pero debo colgar, adiós.-Cuelga el teléfono sin darle tiempo a contestar.
-¿Que quería?-Le preguntó su hermano, pues estaba sonriendo algo que era poco habitual.
-!Me ha dejado!-Decía la chica dando saltitos de alegría mientras su hermano la miraba con cara de “y te pones tan contenta”.
En ese momento la chica, que llevaba un anillo de plata que le había regalado su ahora exnovio, lo tiro por algún rincón de la habitación.
-Sabes hermanito, aún, me acuerdo de esas lecciones de Física y Química que me dabas para aprobar.
-¿En serio? Pues dime lo que sepas sobre la plata si es que de verdad te acuerdas.-Le contestó retante a su hermanita pequeña.
-¡Pues vale! A ver…La plata es un metal de transición de color grisáceo, con la abreviatura “Ag” ya que en latín plata es “Argentum”, su numero atómico es cuarenta y siete, está situado en el grupo once de la tabla periódica de elementos, se encuentra en la naturaleza en estado sólido, es maleable y dúctil, es muy usado en joyería, también tiene una buena conductividad eléctrica y térmica y su punto de fusión es de 961,78 grados centígrados. ¿Algo más que quiera el señorito?-Le contesta burlonamente.
-Pues sí.-Contesta riéndose.-Ahora me dices también lo que sepas del Oro y de la Astronomía.
-Por mi bien.-Sonríe burlonamente.-Empiezo por el oro o “Aurum” en latín está ubicado en el grupo once de la tabla periódica ya que es un metal de transición de color amarillo, su abreviatura es “Au”, es pesado y maleable, utilizado mucho en joyería, conduce muy bien la electricidad y el calor y su punto de fusión es de 1064 grados centígrados y al igual que la plata se encuentra en estado sólido en la naturaleza y es escaso.-Sonríe.
-Te falta la Astronomía hermanita.-Sonríe retadoramente.
-Pues es la ciencia que se ocupa del estudio de los cuerpos celestes del universo como: los planetas, las estrellas, los satélites…Es una de las pocas ciencias en las que los aficionados, como tú y como yo, pueden desempeñar un papel activo especialmente en el descubrimiento y seguimiento de fenómenos como curvas de luz de estrellas variables, el descubrimiento de asteroides y cometas…Y eso es todo.
-Pues sí hermanita, mis lecciones te han servido de mucho.-Sonríe orgulloso mientras se ríe.
-Pues claro, tú siempre has sido un gran profesor; y por eso he cogido el teléfono móvil y lo he buscado en Internet como hacías tú cuando éramos adolescentes.-Le contesta riéndose, mientras le enseña el teléfono móvil, el cual tiene la página Web con la información de la Astronomía abierta.
-Eres…-Antes de que pueda acabar la frase, Sombra le interrumpe.- ¿Adorable y más lista que tu? Ya lo sabía.-Empieza a reírse empezando a correr, ya que su hermano intenta cogerla para hacerle cosquillas en venganza por dejarle en ridículo aunque nadie se había percatado.