La física en mi cabeza

Lo que hoy os voy a contar una cosa que me pasó hace unos días y que me cambió la forma de ver la física.
Todo empezó el sábado por la mañana cuando me desperté con una rara sensación que apenas le di importancia, bajé a desayunar y mientras exprimía unas naranjas para hacerme un zumo viendo la rotación del exprimidor, en mi cabeza empezaron a aparecer fórmulas matemáticas y números que calculaban tanto la velocidad como la aceleración del exprimidor. En ese momento me quedé anonadado y me fui a lavar la cara para despertarme.
Una vez ya listo me fui a dar una vuelta por el paseo que pasa por la playa de mi pueblo, mientras paseaba me encontré con un ciclista que me adelantó y en ese momento volvieron otras fórmulas distintas a mi cabeza que me calculaban también la velocidad y la aceleración del ciclista. Ya en ese momento me empecé a dar cuenta de lo que me pasaba, lo que yo veía eran las fórmulas de la clase de física del viernes, en la que dimos las diferentes maneras de calcular el movimiento según su tipo, de ahí que cuando estaba exprimiendo las naranjas me apareciese la fórmula del MCU (movimiento circular uniforme) y que cuando vi pasar el ciclista estaba la del MRUA (movimiento rectilíneo uniformemente acelerado). Una vez que me acordé de esto me puse a buscar otra cosa en movimiento para comprobarlo, y me fijé en un paracaidista el cual según mi cabeza iba a 10m/s con una aceleración de 2m/s antes de abrir el paracaídas, después redujo su velocidad a 5m/s y la aceleración a 1m/s. Me quedé realmente sorprendido al ver que era capaz de calcular todo eso de memoria y sin apenas haberlo practicado.
Ese fin de semana no paré de buscar cosas en movimiento para calcularlas y por supuesto que el lunes se lo comenté a mi profesor de física y química el cual se quedó totalmente sorprendido de lo que era capaz de hacer. Ahora pienso que si soy capaz de hacer esto, quien sabe si cuando demos el siguiente tema que trata sobre las fuerzas que se le aplican a un objeto, no seré capaz de hacer lo mismo y quedar flipando de nuevo.
Bueno espero que os haya gustado mi pequeño relato sobre lo que me pasó ese día y que hiciese que os interesaseis un poco más por la física.