Una caída misteriosa

Todo empezó cuando estábamos en una clase de física, empezábamos temario nuevo, la energía, el trabajo y el calor. El caso es que cayó un balón desde el piso de arriba, de forma vertical y nosotros, lo vimos por la ventana. Nuestro querido profesor de física aprovechó para introducirnos el temario con ese ejemplo. Empezó con la energía, la energía potencial. Nos dijo que un cuerpo de una masa determinada que caía desde una altura dependiendo de la gravedad tenía una energía potencial determinada. Nos escribió en la pizarra con un rotulador de color naranja la formula diciéndonos que la energía potencial era la masa del cuerpo u objeto multiplicada por la gravedad y la altura en la que se encontraba inicialmente. Entonces un alumno en el libro vio no sé qué de una energía mecánica y el profesor nos dijo que para saber la energía descubierta en el libro de física por nuestro querido compañero debíamos antes saber calcular la energía cinética. Nos contó la fórmula de esta diciéndonos que si multiplicabas un medio por la masa del cuerpo por su velocidad elevada al cuadrado lograrías encontrarla. Empezamos a hacer problemas para poner su famosa explicación, que procedía de la caída de un balón que nadie sabía ni cómo ni quien lo lanzó, en práctica. Una vez ya machacamos la unidad hicimos un examen por parejas para subir nota ya que el examen pasado de hidrostática lo suspendió la mayoría. Yo hice este examen con Sergi. Los dos habíamos suspendido con mala nota el examen anterior y el caso es que en este, no sabemos por qué, pero hemos sacado un siete y medio. Que contentos nos hemos puesto los doy hoy en clase cuando nuestro profesor nos ha dado la noticia. El caso es que el mismo profesor que me da clase de física es el que también me enseña tecnología. Aunque las dos materias sean de cálculos y semejantes no tienen nada que ver. En física no es necesario ser bueno con los números para aprobar, necesitas saber interpretar las cosas que te plantean. En cambio, en la tecnología, solo basta con aprenderte cuatro formulas y cuatro procedimientos para llegar siempre al mismo punto dependiendo del temario, ya sea calculo y análisis de circuitos eléctricos o llegar a construir el propio circuito eléctrico con puertas lógicas. Estoy más que contento con mi aprobado de física, ahora me estoy dando cuenta por donde van las cosas y estoy aprendiendo a utilizar mi capacidad mental de forma científica. Todo esto se le agradece a ese anónimo que lanzó ese misterioso balón por la ventana.