La asmatica

La asmatica

Había una vez una jugadora de hockey. La acababan de nombrar mejor jugadora del mundo cuando durante un partido se empezó a ahogar la sacaron en ambulancia. En el hospital le diagnosticaron asma y le dijeron que tenía que dejar de hacer hockey porque sería peor para ella. Se lo dijo al equipo y todas le dijeron que lo dejara el hockey. Busco trabajo y cuando lo encontró se puso a trabajar con mucho entusiasmo. Se fue documentando mientras trabajaba. Se enteró de que hay diferentes causas que pueden ser lo que le provoca el asma. Fue al médico y se hizo pruebas. Las pruebas decir lo que el médico ya sospechaba que el asma era producido por pólenes y que eso le provocaba obstrucción bronquial. Le explicaron que esto le producía que los bronquios se le cerraran y que se ahogara. Le dijeron que tenía tratamiento pero que se debería operar y que la seguranza no lo cubría y que valía más o menos 10.000 euros. Se lo dijo a sus padres y éstos se lo dijeron a los del club. Los del club hicieron una fiesta benéfica. Recaudaron el dinero. Al día siguiente los padres la llevaron al club y todos estaban en el campo y había muchos periodistas y cámaras de televisión. Cuando entro todos la miraron y soltaron globos. Del susto que se dio le vino un ataque de asma tan fuerte que por poco se muere. Se desmayó y al despertar estaba en el hospital y en la habitación estaban sus padres y el director del club. Sus padres le dijeron lo mucho que lo sentían ya que ellos habían preparado la sorpresa, le dijeron que hubo una fiesta benéfica para recaudar dinero para su operación. Cuando se puso bien se fue a casa y seguir con su vida normal exceptuando que de vez en cuando iba al médico para pedir hora para la operación y para la preparación. Le dieron hora para un 18 de abril. Su vida prosiguió hasta que llegó el día indicado. Todo el equipo fue apoyarlo antes de que comenzara la operación. Comenzó la operación pero a la media hora de empezar hubo complicaciones ya que el doctor esperaba que los bronquios fueran un poco más grande de lo que eran. Al final se salió ya que era el mejor médico de España. Se pasó un mes en observación. Luego le dieron el alta pero le dijeron que nada de hockey o ningún deporte hasta dentro de seis meses. Los seis meses acababan de pasar cuando el médico le dijo que ya podía volver a jugar. Comenzó suave pero en muy poco tiempo ya volvía estar en un nivel similar al que estaba antes de dejar el hockey para el asma. Ya jugaba partidos de liga cuando un día le dieron un esticazo con tal mala suerte que le dieron en el cuello y se lo partieron ....
AHHHHHHHHHHHHHHHH !!!!!!!!!
-Hija: Mama, mama acabo de tener un sueño horrible.
-Madre: No pasa nada solo era un sueño.
-Hija: ¡¡¡¡¡Era yo de grande tenía asma, debía dejar el hockey y me operaban, volvía a jugar y me rompían el cuello!!!!!.
-Madre: Tranquila venga vete a dormir que mañana será un nuevo día.