Loky el perro lobo

Era una mañana cualquiera en Jackson Hole Mountain Resort, Mike y su perro lobo Loky. Loky es un perro de avalanchas, cuando hay un alud Mike y Loky salen corriendo hacia el lugar del hecho y con el estupendo olfato de Loky encuentra a las víctimas del alud antes de que se ahoguen, todo eso con la indicaciones de su instructor Mike. Pero qué pasaría si Loky se encontrara solo en un alud, es decir sin Mike. Pues esto paso esta mañana después de haber caído un metro de nieve polvo, Mike y Loky salieron a Hacer freeride (esquí fuera pista) subieron montaña arriba hasta llegar al punto más alto, Mike era un experto del freeride pero nadie es suficiente experto ante los fenómenos de la naturaleza, aun mas en alta montaña. Mike i Loky empezaron a vagar cumbre abajo y de repente el suelo, que parecía estable, se abrió una grieta gigante encima de Mike. Loky estaba más arriba y no le paso nada pero Mike empezó a bajar juntamente con la alud como una bola más en aquel inmenso infierno, Loky solo veía una nube gigantesca de polvo blanco y de repente vio a un bulto rojo, Mike había podido activar a tiempo el sistema AVS, el sistema AVS es como un airbag que llevan incorporado en la espalda los esquiadores de fuera pista expertos para poder salir de la alud sin lesiones, Mike parecía no haberse hecho daño pero de repente un segundo alud empotro a Mike como si de un tren de carga se tratara, Loky permanecía inmóvil arriba sin saber que hacer. Esta vez el alud era mayor y el sistema ABS no funciono, cuando la nube de polvo desapareció Loky empezó a correr olfateando cada centímetro del alud hasta que sintió un olor familiar, empezó a escavar hacia abajo donde encontró a Mike medio inconsciente. Loky agarro a Mike por la mochila hasta sacarlo entero del alud, una vez fuera de peligro Mike empezó a moverse un poco y cogió la botella de whiskey que llevaba Loky en el cuello, el whiskey reanimo a Mike y pudieron volver al centro médico de las pistas donde curaron sus heridas y también las de Loky que al escavar como un loco se hizo daño en las patas. Loky, junto con un perro de policía k-9, fueron los primeros seres no humanos a ser condecorados por el estado. Esa fue una de las mil aventuras que compartieron Loky y Mike, dos grandes amigos. Hoy en día Loky sigue corriendo por la nieve en busca de heridos pero sin su fiel amigo Mike, que no pudo luchar contra un cáncer en el páncreas y dejo solo a Loky, pero el no quiere dejar de buscar entre la nieve como si Mike estuviera allí adentro.