La intolerancia

Yo i mis compañeras éramos las proteínas que juntas formábamos el gluten i vivíamos en una espiga de trigo, todas sabíamos la única razón para la que estábamos allí era para ser absorbidas por un humano. Cuando llego la época de la cosecha todas estábamos impacientes porque eso era un paso mas para completar nuestro objetivo de ser absorbidas por un humano, después molieron el trigo y lo convirtieron en harina de trigo. Llegamos a un supermercado y estuvimos un par de días allí, al segundo un hombre compro la harina i yo estaba muy contenta porque sabia que aquello significaba que nuestro objetivo se iba a completar pronto, pero por un momento me imaginé lo peor porque que pasaba si ese hombre no compraba la harina para cocinar y la compraba para que unos niños jugasen con ella, esa era mi peor pesadilla y ya había oído historias sobre otras proteínas que habían acabado así. Llegamos a un horno y el hombre entro dentro, me quede mucho mas tranquila. Al día siguiente por la mañana utilizaron la harina para hacer un croissant, cuando ya estaba echo nos pusieron al croissant y a nosotras dentro en el aparador de el horno. Entraron una mujer con un niño pequeño, el niño parecía que quería el croissant pero se fueron sin comprar nada, yo estaba indignadísima y aquello no se podía consentir. Entro otro niño que era algo mas grande y compraron el croissant, yo que era algo pesimista ya me extrañaba que todo fuese tan bien, y efectivamente algo malo tenia que pasar cuando el niño estaba a punto de morder el croissant se le cayo al suelo, yo pensaba que eso ya era el final porque me habían explicado que cuando la comida cae al suelo los humanos ya no se la comen, pero entonces vino el primer niño que entro al horno cogió el croissant del suelo y se lo comió. Caímos en el estomago ya veía la recta final pero cuando no había salido del estomago vi como las demás proteínas de gluten no eran absorbidas por el intestino y este se irritaba entonces una fuerza nos empujo hacia arriba y salimos por donde habíamos entrado al cuerpo de ese niño, entonces supe que ese niño nos había expulsado de su cuerpo porque era celiaco, y al final todo acabo en que un perro se comió lo que el niño expulso pero no quiero hablar de eso.