MÁS COSAS DE LAS QUE SE DEBEN RECORDAR

Hace dos minutos que he llegado a casa, lo primero que hago al llegar es abrir el ordenador y rápidamente sin perder el tiempo escribir: << recordar todo lo vivido>>, salen mil resultados, el primero, <<hipermnesia, memoria episódica perfecta>> clico en el enlace. No me lo creo, es imposible, lo que yo hasta ahora pensaba que era normal, no lo es. La mayoría de la gente solo recuerda algunas cosas de los días anteriores, nadie recuerda todo lo que le pasó desde que se levantó hasta que se fue a dormir, sin embargo yo sí. Sé que esto cambiaria mi vida si se lo cuento a mis padres, pasaría a tener una vida de médicos y pruebas, ya que es un síndrome que solo doce, ahora trece personas tienen. Ahora sé porque nunca he entendido frases como, lo recuerdo como si fuera ayer, ya que ayer y el jueves pasado los recuerdo con la misma nitidad. Me paso toda la tarde buscando información sobre ello, aún no me lo creo, no puedo. Al final caigo rendida y me voy a la cama.
La mañana siguiente me despierto con una idea en la cabeza debo hacer lo que pueda para que la gente no se dé cuenta. Hasta ahora la gente no había notado algo raro en mí, bueno algo si pero no lo suficiente para darse cuenta de lo que me pasaba.
Entro en el instituto, tengo la sensación de que lo tengo escrito en la cara, pero no es así, tengo que quitar la idea de mi cabeza, aunque no puedo. Entro en clase y solo me da tiempo de saludar a mis amigas antes de que la clase empiece. No me concentro, todo el rato voy recordando todo lo que leí ayer, una y otra vez, parece que desde que leí eso, la hipermnesia ha aumentado aunque solo debe ser psicológico. Llega el recreo y me voy a la esquina de siempre a hablar con mis amigas. Ellas sí que han notado algo raro en mí porque a la hora de comer una de ellas me pregunta si me ocurre algo. Inmediatamente respondo que no, que solo me encuentro mal, aunque creo que he sonado un poco nerviosa.
Dos meses desde que me di cuenta de lo que me pasaba, la verdad es que es una tortura, recordar todo, sobre todo los momentos que más vergüenza pasaste. La gente debe creer que sería una ventaja, recordar siempre donde aparcaste el coche, donde dejaste las llaves,… los últimos días han sido difíciles, parece que ahora que lo sé es más difícil de esconder que cuando no lo sabía. Me estoy planteando decirlo a mis padres, se van acumulando las malas experiencias y no es agradable tener que repetirlas una y otra vez en mi cabeza sin poder evitarlo. Lo he decidido se lo contaré, abro la puerta de la cocina y ahí está mi madre, entro en la cocina:
-hola mamá- la saludo con el nerviosismo en mi voz, no sé cómo contárselo.
-hola, ¿pasa alguna cosa?- ha notado algo en mi voz.
-tengo que contarte algo…- allá va ya no puedo echarme atrás.
* * *
Sentada en una habitación blanca, sin poder hacer nada solo recordar, llevo unas tres horas aquí y aun no tengo noticias. Hay un cristal a lo largo de una pared de la habitación donde supongo que hay alguien observándome. Supongo que forma parte de una de las muchas pruebas que me han hecho desde que descubrieron que soy una de las doce personas, ahora trece, en el mundo que tienen hipermnesia. Desde que mis padres me llevaron al médico al explicar que recordaba más cosas de las que se deben recordar, me han hecho muchas pruebas, demasiadas. Por eso yo no quería contarlo, sabía que si alguien lo descubría mi vida cambiaria. En el instituto ya todo el mundo debe saberlo. Sigo asistiendo a las clases del instituto aunque me tuve que cambiar de instituto porque no era lo mismo, la gente me miraba diferente. Algunos creen que es como algún súper poder, algo que todos les gustaría tener, aunque se equivocan es más como una maldición. En el nuevo instituto no se lo he contado a nadie solo los profesores lo saben. En parte así puedo tener una “vida normal”. Voy a un psicólogo dos veces por semana, me ayuda a sobrellevar esto. Espero que pueda aprender a vivir sin que la memoria episódica perfecta afecte a lo de intentar tener una vida normal, también estoy intentando encontrar las ventajas a ello.