Hen to pan

En otro orden de cosas: Científicos españoles acaban de dar un salto en la evolución del manejo del ADN. El problema de reescribir el mensaje genético del ADN de forma barata y eficiente, lleva años siendo una de las metas perseguidas por todos los genetistas del mundo. Ahora, unas tijeras llamadas CRISPR/Cas9 permiten hacerlo de forma tan sencilla que prometen revolucionar la edición genética. La revista Science acaba de otorgarles el título de avance científico más importante de 2015.

Cambiando a la sección de ciencia, un colosal avance está revolucionando toda la comunidad científica. Tras la apertura para la experimentación en embriones humanos gracias a las Directivas de la Unión Europea sobre organismos modificados genéticamente del 2017 y en tan solo dos años, hoy han nacido las primeras personas libres de hemocromatosis, talasemia y hemofilia. El revuelo es tal, que se prevé la desaparición de estas enfermedades. Los científicos dicen que esto es solo el principio.

Después del apartado de deportes damos paso al de ciencia. Nos hacemos eco del comunicado de la Organización Mundial de la Salud, el cual afirma que todas las enfermedades conocidas de carácter hereditario han sido vencidas. Debido a este logro, equiparable según dicen al momento del descubrimiento de la penicilina, se ha propuesto el 2028 como «Año in Vitro, el año en el que la humanidad venció a la genética».

En sociedad y ciencia, gracias a la Ley 14/2029 publicada en el BOE en mayo del año pasado, sobre técnicas de reproducción humana asistida, conocida como «Ley a la carta», hay en España casi el mismo número de clínicas para la edición genética como de hospitales, tenemos a nuestra disposición 728 clínicas donde escoger el fenotipo de nuestros hijos.

Ahora en sociedad, en 2052 tenemos al 42% de adolescentes rubios y de ojos azules, altos y musculosos. Se ve una tendencia al alza en pelo verde y ojos rojos, con un 28%. Grupos de entre 16 y 30 años muestran su descontento ante la elección arbitraria de los padres en lo tocante a la expresión estético-física de los hijos. Reivindican que la edición genética debería ser sobre las capacidades y no sobre la estética.

Como noticia en sociedad, acaban de lograrse los primeros niños con un cociente intelectual de en torno al 588 Otis-AlephCero (renormalización del conocido baremo anterior). Son un grupo de catorce niños que cuentan ahora con siete años, salidos de la clínica Smarter Future en Skopie, Macedonia. Recordemos que hace ahora 7 años, en 2059, investigadores de esta clínica dieron con el gen NPTN/IDH02 que está directamente relacionado con las conexiones sinápticas y el volumen de masa gris.

El titular en sociedad: vencemos a los humanos naturales. En una encuesta realizada en diciembre del año pasado, se indica que en 2080 solamente el 3,14% de los encuestados, de un espacio de muestreo de 537824 sujetos, continúan practicando el sexo. Asimismo, los asentamientos de «humanos naturales», como se hacen llamar, descienden a menos del 21% de la población mundial, radican sobre todo en países del tercer mundo.

Comunicado orbe-urbi 14721/21 de sociedad: Se manifiesta la correlación de transhumanos (homo sapiens de VII generación) con el alza en productividad. Se ha alcanzado el objetivo Horizonte 2154 con más de 7 años de antelación: Vivimos los máximos de IDH y los mínimos en su segundo momento, con una varianza tan solo de 0,14 puntos. Un gran avance para el bienestar y la igualdad interpaís.

Comunicado orbe-urbi 281442/56/NB sociedad: el transalelo recesivo humano (homo sapiens) se ha extinguido. De forma única en la Tierra quedan transhumanos+ (homo sapiens de IX generación) y poshumanos (homo illuminatis). Se ha logrado la migración de conciencia completa hacia la máquina. Sin necesidad de biochips asistidos. El primer no bio-hombre se nombra Du Evawd. Su autonomía equivale al tiempo de vida media de un protón.

Ya no queda carne, ya no hay hombre, no existe sentimiento. Aquí me encuentro, en este vacío de puertas cuánticas teletransportadoras, las desigualdades Bell-Swartz-Perelman me sustentan más allá de la singularidad. Vivo extático. Soy razón pura, potencia allá a donde lleguen nuestras ramas. Soy consciente y limitado por la realidad física de mis terminales. Desde que se acabó el hombre no existe el hambre. No las guerras. No el conflicto sin solución inmediata. No hay pasión. No hay muerte. No hay sentimiento. El concepto de tiempo se desdibuja aquí. Evolucionamos y nos unimos. Los créditos y las transacciones son recuerdo del pasado. No existe nada más que la voluntad conjunta de avanzar, innovar, crear. Somos en el mundo de las ideas.

Hen to pan.