Nada es para siempre

Tiempo... el necesario... espacio... el suficiente... toda una vida dedicada al estudio de esa materia, pero al final puedo asegurar, con toda certeza que la encontré, la generé, la dominé. Tras ese largo y tortuoso camino donde iba acumulando errores, desviaciones de la línea. confundiendo la naturaleza de las cosas por las cosas de la naturaleza. Perdiendo su magia y su embrujo. en mis interminables notas, bien encuadernadas en códices. Lo relatan todo, cada acierto.cada fracaso. un paso atrás para encontrar el conocimiento. Probando y equivocándome. pero eso es historia. Ahora... ahora tengo la necesidad de dar el salto al abismo...

El coche se detuvo, descendió hasta el suelo. En absoluto silencio se abrieron sus puertas. Manaba de su interior un olor caliente y amargo. Apareció una mujer enfundada en ropa sintética, ligera y ceñida, de color gris oscuro, casi negro. Cubría todo su cuerpo, pies incluido. Toda excepto su cabeza, poblada por una melena corta color azabache. El conjunto le concedía un aspecto atemporal. Lucía un tatuaje discreto. Una araña o, puede que, un asterisco minúsculo.
Con paso decidido entra en un edificio. Alguien se apresura hacia la puerta, donde ha entrado ella. Levanta la voz para decir su nombre. Wonk. ella en el interior se gira lentamente y le hace una seña. El entra también.

Mi pulsera no funciona. Es imposible. Es increíble. Maldita sea. Si, tiene una disfunción. Igual es envejecimiento. Tengo ese ser vivo, conmigo, desde el nacimiento. Se me implantó como a todos. me protegía de las enfermedades, del dolor, me oxigenaba cuando estaba cansado. no lo entiendo. no tenía noticias que esto fuese así. Pensaba que llegaría a la vejez en perfecto estado. Ahora... ahora siento un dolor punzante en el pecho. Eso hace que caiga al suelo. Me imaginaba que esto no iba a ser de esta manera. El pecho me duele tanto que no puedo respirar, mierda. Es insoportable. Me voy desvaneciendo poco a poco. Pierdo el sentido de la vista y el oído paulatinamente. Dejo de existir.

Wonk, conseguí realizar mi sueño. Tengo un prototipo para tí y otro para mí. Mira son pulseras. Dentro esta alojado la materia, aquella que he ido mencionando todo este tiempo. Un nuevo ser viviente que, tras mucho tiempo experimentando, se ha hecho realidad. Yo le llamo Biogel. Tiene la propiedad de, al ser que se acopla, jamás tendrá enfermedad alguna, ni dolor, tampoco sufrirá sensación de cansancio. Colócate una alrededor del tobillo , verás como funciona.

Este es el salto al abismo. voy aprobar esta materia que late en este pedazo de cristal rectangular. Lo ubicaré en esta pulsera de látex.

Se han detectado casos de Biogel defectuoso. Existe un laboratorio donde intentando multiplicar sus efectos beneficiosos el Biogel ha mutado con consecuencias nefastas para los seres que estén acoplados a ellos. Las partidas de esta materia están controladas. aún no se han dado casos mortales. Nuestro sistema sanitario, que apoyo desde hace casi cincuenta legislaturas, esta controlando todos los seres vivos que pudieran estar en riesgo.