¿A dónde voy y dónde estoy?

Cuenta la leyenda que hace 5 años atrás, un adolescente muy humilde, llamado Jean Parker de tan solo 19 años, le gustaba caminar por lugares tranquilos. Un día descubrió una cueva oscura al lado de una plaza, entonces decidió ir todas las tardes allí e instalarse con sus cosas más preciadas. Jean contento le contaba a su madre Judit, de la cueva que había hallado, ella lo veía cada tarde llegar a la casa muy feliz, pero le advertía que tuviera cuidado, y que le consultara a su vecino Ernesto ya que él era un hombre que estaba a cargo de la limpieza y mantenimiento de aquella plaza; recoger hojas, podar árboles, cortar el pasto, etc. Jean decide hablar con Ernesto, y le comenta que allí dentro había algo especial que solo él sabía, Jean quería averiguar qué era eso “especial” que se refería el señor Ernesto.
Días después decide investigar para saber de qué se trataba y descubre que en la cueva había un atajo a través del espacio y tiempo. De tanto revisar páginas de internet, comprende que, a este se le llamaba “agujero de gusano”, era más conocido como puente de Einstein y de Rosen, porque ellos lo habían estudiado, en una de las páginas decía que era una simple teoría. Él entendía que el agujero de gusano podía hacerte viajar a otra dimensión, o al futuro; como no se sabía si esta podría llegar a ser verdad, Jean había decidido intentar arriesgarse para ver si de verdad pasaba eso. Entonces vuelve a la cueva y pasa por el agujero que estaba en dicho espacio. Al cruzarlo, se da cuenta que no era una simple teoría, que de verdad te llevaba al futuro. Al pasar ve muchas renovaciones que antes no estaban, autos, motos, bicis, luces, máquinas, y muchas cosas más. Llega a la casa, ve a su madre muy envejecida, en aquel momento sale corriendo muy asustado para hablar con Ernesto, lo busca; cuando por fin lo encuentra, su cabeza estaba llena de preguntas, algunas de ellas eran… “¿A dónde estoy? ¿Qué está pasando? ¿Qué es realmente el agujero de gusano?”.
El vecino le cuenta que el agujero de gusano en el año 1916 Ludwig Flamm había advertido su existencia, que consistía en dos extremos conectados a una garganta, por uno de ellos se desplazaba la materia y así llegaba a otra dimensión, qué a diferencia del agujero negro, (que era otro tipo de agujero), podía volver a su tiempo y el otro no podías volver. Jean decide volver a cruzar el agujero, vuelve a su casa, le cuenta a Judit, pero ella no le creía porque eso era una simple teoría. Jean Parker decide estudiar la profesión durante muchos años más…
Karen Gamba Palmieri
  • Visto: 147

ESCOLA D'ESCRIPTURA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

EDITORIAL GALAXIA

AEELG

METODE

RESIDENCIA D'INVESTIGADORS

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

AELC

IDATZEN

EL HUYAR

EUSKAL ETXEA

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA