“EL PUEBLO SIN LUZ A EL PUEBLO DE LAS LUCES”

En Argentina existía un pueblo tan lejos de la ciudad, el lugar desde sus inicios se encontraba sin electricidad ni mucho menos luz, aparte de la que el sol les brindaba. Mi nombre es Karina y vivo en ese pueblo.
Eran las 5:30 a.m., me encontraba en mi baño a oscuras por lo antes mencionado, al final me lavé la cara y cepille los dientes como pude, luego de 30 minutos me hallaba desayunado con mis papás, mi mamá me llevaría a la escuela ubicada en la ciudad, para llegar teníamos que caminar algunos kilómetros para apenas poder tomar un bus que nos llevaría hasta la institución. A las 8:00 a.m. estaba sentada dentro del aula, cuando a los pocos segundos la profesora entro:
-Buenos días y bienvenidos a su primer día en la secundaria, mi nombre es Natalia y voy a ser su profesora de ciencias-. Luego de que se presentara nos empezó a preguntar sobre nosotros.
[ LUEGO DE 10 MINUTOS]
-Chicos este día haremos un experimento y nos enfocaremos en él, antes de empezar leeré la información básica que debemos saber antes de hacer el experimento-dijo mientras abría un libro color verde- en algunos objetos la luz transparenta por ejemplo: el vidrio. Pero en los objetos opacos la luz rebota un ejemplo: el espejo, a eso se le llama reflexión y refracción, en la reflexión la luz puede rebotar y volver, en cambio, en la refracción la luz puede atravesar el objeto y podemos ver atreves de el- finalizó.
-Entonces ¿cómo es el proceso cuando ves tu reflejo, pero también lo que hay del otro lado?-pregunto uno de mis compañeros.
-En ese caso una parte de la luz traspasa el objeto y la otra parte de la luz rebota-contestó la profesora.
-Ahora nos colocaremos una bata, guantes, lentes protectores y unos barbijos- concluyo.
Posteriormente de colocarnos los elementos de protección, nos dirigimos hacia el laboratorio con un cuaderno. Apenas entre logre visualizar algunas botellas de plástico, recipientes con cloro y creo que ¿pegamento?
-Atención, el experimento que realizaremos se llama “UN LITRO DE LUZ”, mezclaremos agua y cloro dentro de la botella- anunció la profesora.
-¿Cuál será el resultado de la mezcla?- pregunté luego de bajar mi mano.
-Conseguiremos un foco natural, que no necesite electricidad- respondió.
En ese momento se me ocurrió una idea, si este experimento funciona como espero, lo voy a poder llevar a mi pueblo e instalarlo en cada una de las casas.
Una vez repartidos los materiales la profesora empezó a dar las indicaciones:
-Primero llenaremos la mitad de la botella con agua, después con mucha precaución colocaremos un poco de cloro, tapamos y aseguramos con pegamento industrial, ahora solo falta esperar 15 minutos-.
Finalmente las botellas empezaron a emitir una luz brillante.
-¡Profe¡¿Por qué sucede esto?- pregunte emocionada.
-Todo sucede gracias a los rayos solares que viajan en forma vertical a través de la botella y al topar con la mezcla genera luz blanca, y la botella al ser de un material transparente hace que la luz lo traspase. Además, esta mezcla produce luz igual que una lámpara de 55 vatios de electricidad- dijo respondiendo mi pregunta-.
[5 HORAS DESPUÉS]
Finalmente llegue a mi casa, me cambié de ropa y fui a decirle sobre el experimento, al principio no me creía pero le explique cómo funcionaba, también le enseñe mis apuntes y al final le mostré la botella para que me creyera, también le conté la idea que se me había ocurrido en medio de la clase, mi papá estuvo de acuerdo, me prometió que le avisaría a todo el pueblo.
Al día siguiente falte a la escuela para mostrarle a todo los habitantes el experimento que nos salvaría de la oscuridad tanto de noche como de día. Pusimos todo nuestro tiempo y esfuerzo para que todos obtuvieran luz, preparamos una lista con la cantidad de botellas, cloro y pegamento que necesitaríamos. Cuando obtuvimos los materiales les enseñe los pasos a seguir para crear el “foco natural”. El proceso de instalación duró 3 días, eran pocas viviendas pero eran demasiadas habitación.
Y así fue cómo un pueblo sin iluminación obtuvo la luz que tanto deseaban, la historia sorprendió a muchos que la noticia se compartió a modo nacional, todo el país supo la existencia de un pueblo que ni conocían, así fue como pasamos de ser “EL PUEBLO SIN LUZ A EL PUEBLO DE LAS LUCES”.

  • Visto: 48

ESCOLA D'ESCRIPTURA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

EDITORIAL GALAXIA

AEELG

METODE

RESIDENCIA D'INVESTIGADORS

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

AELC

IDATZEN

EL HUYAR

EUSKAL ETXEA

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA