La Curiosidad de Robert

Robert era niño que le gustaba mucho la física y la ciencia. Siempre tenía una gran curiosidad sobre la luz, cuando fue creciendo estudió mucho sobre ella y sus teorías, como la de Platón y Dalton, que decían que eran unos chorros de partículas que viajaban a una velocidad infinita. Pero él pudo profundizar más su investigación gracias a la teoría de Albert Einstein, y con toda la información recolectada se puso a pensar… ¿Qué pasaría si viajara a la velocidad de la luz?, sabiendo que va a 300.000 km/s aproximadamente.
Así que decidió buscar alternativas, pensó en ser astronauta, crear algo que pudiera muy ir rápido, como una nave y también una gasolina que aguante bastante tiempo en el espacio. Entonces estudió astronomía en la universidad durante 4 años, ni bien terminó, le habían dado su diploma y se puso a buscar personas que le ayudaran en su trabajo. Muchos pensaron que no lo lograría, que desaparecía al viajar a esa velocidad y no volvería jamás, pero él no era de rendirse fácilmente, así que con las pocas personas que se encontró llegó a construir su nave, que duró 3 años en finalizarse. Al primer intento, no podían encenderla porque un ala no funcionaba, al segundo pudo elevarse, pero pocos metros y a una velocidad baja. Como Robert no se rendía fácilmente pudo lograrlo en el tercero sin problema.
Llegó el día de ir al espacio, en donde Robert se sacaría esa duda que tenía hace mucho tiempo. Sin avisarle a nadie de lo había hecho se fue con las personas que le ayudaron. Al principio se sentía un poco nervioso por lo que le habían dicho las otras personas, pero al salir se quedó asombrado al ver la cantidad de estrellas hermosas a su alrededor, desquitándose así de su miedo, empezó a encender la nave para viajar. Al ir acelerando a esa velocidad, todo se veía borroso, ellos no sentían que se movían, pero en realidad así era. Cuando casi habían llegado a los 300.000 km/s, todo lo que miraban afuera no se movía. Al ir a esa velocidad y no ver nada, frenaron lentamente para revisar en dónde se encontraban.
Tan lejos llegaron que algunas estrellas se veían un poco más grandes de lo que se podían observar desde la tierra, y alcanzaron a ver algunos planetas. Todo era muy emocionante para él, hasta que ocurrió un problema con la gasolina, tan solo le quedaban poco menos que la mitad, así que sin dudarlo volvieron con lo que les quedaba, pero se habían quedado a kilómetros de la atmósfera. Como no tenían más gasolina decidieron esperar con la comida que tenían, que, con suerte les duraría unas semanas.
Entonces esperaron, con la esperanza de llegar con vida y poder contar a la humanidad todo lo que vieron.
Después de un mes y medio un satélite lo detectó y fueron rescatados. Una vez llegaron a la tierra, Robert se dispuso a crear un libro sobre la luz y todo lo que había pasado al ir a su velocidad.
Desde ese entonces se dio cuenta de que la curiosidad de las personas puede llegar muy lejos, como la de él.
  • Visto: 78

ESCOLA D'ESCRIPTURA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

EDITORIAL GALAXIA

AEELG

METODE

RESIDENCIA D'INVESTIGADORS

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

AELC

IDATZEN

EL HUYAR

EUSKAL ETXEA

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA