Crece y crece florecita




Había una vez una pequeña plantita surgiendo de la tierra, esta iba creciendo poco a poco, paso a paso, era muy linda, pero necesitaba que la cuiden, ya que ella no podía hacerlo por su propia cuenta. Luego de un tiempo llego una familia la cual construyó una casa en el lugar donde se encontraba esa bella flor. Una de las hijas de esa pareja, la más pequeña apodada como ¨Delfi¨ decidió pedirles a sus padres si podían conservar a la plantita porque la veía muy triste y necesitaba cariño, al hacerles la pregunta, ellos permitieron que la conserve siempre y cuando la cuidara como corresponde.
La niña muy contenta por lo sucedido comenzó a investigar para no dejar que la misma muera. Luego de varias horas buscando, encontró una página web donde decía que las plantas hacen ¨la fotosíntesis¨ muy intrigada siguió leyendo para informarse más y poder compartir sus conocimientos con el resto de su familia, feliz, contenta y emocionada con todo lo que aprendió fue contándoles poco a poco a sus padres y a su hermana. Al ir diciendo todos esos conocimientos que tenía en su cabeza su madre le pregunta
-Hija ¿qué es la fotosíntesis?
A lo cual Delfina responde:
-La fotosíntesis es cuando la materia inorgánica (con esta palabra me refiero a todo aquello que es no creado por el hombre y no tiene carbono) se convierte en materia orgánica gracias a la energía de la luz.
-Que interesante, respondió su madre.
-Y como es el proceso de la luz para llegar a la planta?, pregunto su padre.
- Bueno, en este proceso la energía lumínica se transforma en energía química estable, siendo el NADPH (nicotina adíen dinucleótido fosfato) y el ATP (adenosín trifosfato) las primeras moléculas en la que queda almacenada esta energía química.
-mm ¿y qué cosas están encargadas de que se realice la fotosíntesis? Pregunto su hermana
-Existen orgánulos citoplasmáticos encargados de realizar la fotosíntesis llamados cloroplastos.
Sabían que la fotosíntesis
- ¿A punki? ¿Quién es punki?, preguntaron sus padres muy preocupado, mejor dicho, demasiado preocupados.
-Punki, mi florecita, respondió la niña con una gran sonrisa mientras iba corriendo a cuidar a su bella punki.
Después de unos largos meses que Delfina estuviese cuando de punki, esa pequeña florecita tan bella e indefensa del pasado se convirtió en una hermosa, grande y fuerte rosa.

fin
  • Visto: 106

ESCOLA D'ESCRIPTURA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

EDITORIAL GALAXIA

AEELG

METODE

RESIDENCIA D'INVESTIGADORS

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

AELC

IDATZEN

EL HUYAR

EUSKAL ETXEA

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA