Advertencia

Humanos,

Podemos confirmar que estáis cerca de las respuestas, que en el todo existen más de tres dimensiones, y con nuestros conocimientos aseguramos que existen hasta las nueve, que claro está, no podéis percibir; el todo es un plano infinito del tiempo y espacio, donde cada punto es en efecto un suceso en específico.

Pero este plano, estos puntos están formados a su vez por millones de minúsculas cuerdas y paredes, mucho más de lo que las partículas elementales, inquebrantables, puedan ser. No desmentimos el hecho de que son lo que constituyen todo. Como ya hemos dicho, estáis muy cerca de las respuestas.

No, lo que desmentimos y confirman algunos de vostros es su procedencia, pues no son energía pura: tan sólo son productos de las vibraciones de cuerdas, que sí están hechas de pura energía; abiertas, que se unen y se separan constantemente, de distintos tipos, la mayoría abiertas excepto la que crea el gravitón, creadas a partir de la división de una cuerda original, que es un círculo cerrado como el todo mismo y la gravedad que representa.

Nuestra especie, si es que podemos llamarnos especie, somos en realidad seres de cuatro dimensiones y convivimos con vosotros en diferentes planos. Si en vuestras tres dimensiones encontramos la primera, segunda y tercera, nuestras cuatro serían la cuarta, quinta, sexta y séptima, eso explicaría el porqué no nos habéis descubierto ni nosotros a vosotros hasta ahora.
Y nuestro descubrimiento de vostros con los vuestros propios dota de mucho sentido a lo que vemos; el universo en el que convivimos no es más que una de infinitas membranas donde las cuerdas se encuentran unidas, y son las susodichas membranas las que las dotan de características. Como hemos dicho, existen nueve dimensiones, por lo menos que nostros sepamos, y nuestro universo no es si no un eneracto de membranas como muchos otros.

Hemos deambulado por nuestras cuatro dimensiones, por nuestro teseracto que en realidad es un eneracto como también lo es vuestro cubo hasta dar con vosotros en los azares de las líneas temporales. Mucho nos tememos de que somos pocos en comparación a los que antes éramos, antes de separarnos, pero eso ya queda perdido en el tiempo. Es en nuestra búsqueda del conocimiento donde encontramos la perdición.

Es a través de tecnología mucho más compleja que la vuestra el cómo hemos obtenido la capacidad de percibir vuestras tres dimensiones, pero los resultados siguen llevando a la nada.

Humanos, esto no es sino un agradecimiento y una advertencia: no investigueis sobre las cuerdas, cosas terribles podrían pasar. Antes el todo era mucho más que un decaracto, pero por algún motivo, probablemente otra “especie”, como lo llamáis vosotros, con conocimientos mayores a los nuestros sobre las cuerdas, las manipularan de una forma no intencionada y causaran grandes catástrofes que originaron universos. Lo sabemos porque nosotros, en menor medida, también probamos a hacerlo con los mismos resultados. Puede que nosotros seamos los culpables de la creación de vuestro universo. Apenas podemos ver lo que ocurre en otras líneas temporales.

Repetimos humanos, no investigueis las cuerdas ni a nosotros, lo decimos por experiencia. No existe una verdad, existen muchas, y todas son y no mentira, intentar descubrirlas todas es un esfuerzo futil, puesto que el todo es como lo que vosotros llamáis “cebollas”, con capas, muchas capas, pero estas son infinitas.

Olvidadnos como nosotros haremos con vosotros e intentad descubrir todo en cuanto a vuestras tres dimensiones, pero no más allá.
  • Visto: 106

ESCOLA D'ESCRIPTURA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

EDITORIAL GALAXIA

AEELG

METODE

RESIDENCIA D'INVESTIGADORS

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

AELC

IDATZEN

EL HUYAR

EUSKAL ETXEA

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA