La madre volcán

Una vez en la época de los vikingos, estaba el Rey que se llamaba Odín era el más fuerte y valiente, también es el más temido por todas las aldeas, que realizaba las guerras para gobernar más territorios. Odín tenía una única hija se llamaba Hermes, El padre perdió lo más importante de su vida, su familia. Lo perdió en medio de una batalla campal, perdió a su amada esposa e hijo.
Cuando ve a su única hija que le había quedado, se acuerda de su familia. Hermes era una chica que no le gustaba las batallas que hacia el padre y ella lloraba cada día y noche cuando el padre se iba a combatir. Hermes salió de su casa y se fue al bosque a pasear y después ella se sentó debajo de un árbol y luego escucho una voz gruesa que le decía: - ¿Hola nenita?, ella le respondió –¿Quién eres?, soy un volcán enferma, ella le respondió - ¿Un volcán? – Si un volcán acércate y te cuento quien soy, Hermes caminó para adelante y lo vio como una montaña – Donde estas, le dijo Hermes, y el volcán los responde – Estoy aquí, me estas mirando acércate, ella pensaba que era una montaña porque en esa zona estaba repleta de ellas, pero no sabía, si había volcanes, ella nunca había salido, siempre quedaba en su casa. Hermes subió a una montañita y veía la cara del volcán ella pregunta - ¿Cómo te llamas? Y niña le responde –Soy Hermes, mi papa es Vikingo, la volcán le responde – Me parece conocido ese nombre, pero no importa, si los vikingos muchas veces vienen a combatir acá, Hermes le pregunta - ¿Y tú como sabes? La volcán le responde – afrente mío y afrente tulló combaten siempre, siempre veo como pierden su vida para defender lo que les pertenece, Hermes se acostó y estuvo viendo las estrellas y de pronto escucha una marcha que hacen los vikingos y la volcán le dice –Hermes te tienes que ir rápido a tu aldea porque te van a ver y te pueden hacer algo malo, La niña sin dudarlo y creyó al volcán, se estaba yendo a su aldea corriendo hasta, cuando se choca a alguien, era su papa que le estaba buscando y le dice –Hija no hagas ruido hay otros vikingos, hay que ir para la aldea hay vamos a estar seguros, Hermes no hizo ruido y llegaron a salvo y Odín le dice a Hermes – Hija anda a tu dormitorio que ya voy habar con vos, Hermes hizo caso a su padre y se fue, luego de un rato Odín va a su dormitorio y ve a Hermes dibujando un volcán y el padre se retira con una sonrisa. Hermes se acostó y pensaba en ir al otro día para estar con la volcán, ella era muy curiosa, Hermes le quería preguntar de cómo esta echo el volcán y como funciona, en esa época aprendías viendo y preguntando.
Al día siguiente la niña se levantó con energía por que le quería pasarla con el volcán y para preguntarle como es y cómo funciona. Ella salió de la aldea y fue rápido corriendo al lugar donde estaba el volcán, luego de unos minutos llega. Sube a la montañita y tenía los ojos cerrados, ella agarró una piedra y le tiro a su cara para despertarla, abrió los ojos y le dijo – A eres tú, la volcán le pregunta - ¿Qué sucede? Y Hermes le responde quiero pasar el día con vos y la volcán le dice – Me encantaría, ellas seguían hablando por un buen rato, a Hermes le vino la idea de preguntarle en ese momento y le dijo- ¿Cómo son los volcanes? –Buena pregunta Hermes, nosotros los volcanes es una estructura geológica que emerge el magma que se divide lava y gases provenientes del interior de la tierra, el ascenso del magma hace episodios violentos denominado como erupción que puede variar intensidad, duración y frecuencia.
– Entonces que son así y esto hacen dijo Hermes y la volcán le dice – yo creo que mañana o 2 días hago erupción también no quiero que estés cerca de acá porque cuando hago erupción sale rocas de fuego gigantesca de adentro mío, esas rocas te puede aplastar y te puede matar, y se escucha un grito, era el padre de Hermes buscándola, ella sale corriendo ella le dice - que quieres padre, él le dice: -viene una guerra Hermes, tienes que combatir con lágrimas en los ojos, van a la aldea, se escucha la marcha y suena el cuerno de la batalla
Hermes siempre tuvo pánico a las batallas, pero tenía mucho miedo porque las batallas duraban mucho y recordaba lo que había dicho la volcán, ese día cayó rocas de fuego.

Fin
  • Visto: 109

ESCOLA D'ESCRIPTURA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

EDITORIAL GALAXIA

AEELG

METODE

RESIDENCIA D'INVESTIGADORS

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

AELC

IDATZEN

EL HUYAR

EUSKAL ETXEA

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA