EL CENTRO DEL UNIVERSO

En ese preciso momento todo explotó, nadie comprendía nada porque no había nada, ahí fue cuando todo empezó a cobrar vida, fue un momento mágico .Todo estaba oscuro y no se veía la luz porque no estábamos en ningún sitio hasta que se formó el universo, nos encontramos en medio de la galaxia y en ese instante se formaron los primeros átomos hace 13.800 millones de años .Esto fue una gran explosión llamada Big Bang.Y una vez que todo está formado apareció nuestro amigo el Sol.
El Sol es una estrella muy tímida pero tiene mucha energía, ¡NO SE CANSA NUNCA! Hasta que se le acabe la gasolina dentro de unos 5.000 millones de años… brilla mucho y está muy caliente en su interior. El problema es que el sol está solo, no conoce a nadie. Pero ha venido a este universo porque tiene una misión, encontrar el centro del universo…será un viaje difícil, aunque él está dispuesto a conseguirlo.
Al momento aparecieron unas pequeñas y alegres estrellas flotando por la galaxia, saludaron al Sol y él se sintió feliz porque alguien le había hablado. Cuando consiguió articular palabra preguntó por donde se iba al centro del universo, pero curiosamente ellas no sabían la respuesta así que el Sol, pensativo, decidió proseguir su búsqueda. Por el camino se encontró muchas cosas , él era como un explorador que iba por el amazonas explorando a cada paso que daba, analizando cada cosa que veía… solo que en la galaxia es distinto. Llegó la noche y el Sol estaba muy cansado así que decidió tumbarse y mirar a las estrellas… A la mañana siguiente se despertó y emprendió de nuevo su viaje.
Por el camino se encontró a el primer planeta del sistema solar, allí estaba Mercurio rotando por su orbita un poco acelerado. El Sol le saludó y Mercurio le respondió. El Sol estaba extrañado porque notaba algo raro y para cuando se dio cuenta Mercurio se había ido. Mercurio era muy rápido y no era un planeta muy importante que digamos, no lo querían mucho pero gracias a su rapidez consiguió ganarse la amistad de algunos planetas , el Sol le preguntó si sabía ir al centro del universo pero Mercurio tampoco lo sabía, entonces el Sol prosiguió su camino y se encontró con Venus quien estaba de muy buen humor .El Sol le saludo pero Venus ni siquiera contestó, no era muy amable y tenia fama de gruñon asi que el Sol simplemente lo ignoró. Poco a poco iba aprendiendo cosas por el camino.
Afortunadamente se encontró con la Tierra, el Sol se presentó y amablemente, como de costumbre, la Tierra le contestó. El Sol le preguntó si sabía por dónde se iba al centro del universo y la Tierra contestó que no. El Sol se disgustó por recibir la misma respuesta de nuevo pero contento por haber hecho una amiga, decidío continuar su camino. En ese instante se encontró a Marte que estaba muy concentrado estudiando para un examen que tenía en el colegio. El Sol le saludó y se pusieron a hablar sobre libros. Marte era muy estudioso y le gustaban los libros pero tampoco sabía cómo llegar al centro del universo.
El Sol estaba totalmente desesperado, aunque todavía quedaban muchos planetas a los que preguntar. En aquel momento pasó una gran sombra y el Sol se alarmó. La sombra se fue desvaneciendo poco a poco y se dio cuenta de que era Júpiter. ¡ERA ENORME! el Sol le saludó y Júpiter, como era amable le devolvió el saludo pero desgraciadamente , una vez más ,no sabía la respuesta a su pregunta.
Nuestra estrella siguío su camino y vio a Saturno, con su gran anillo, bailando por el espacio. A Saturno le gustaba mucho la música y siempre la escuchaba con auriculares .El Sol le preguntó pero él no le oía por la música así q no obtuvo respuesta. Después llegó Urano, el presumido que iba chuleándose por ahí. Como era muy borde, el Sol tampoco recibió respuesta. Por último se encontró con Neptuno, al que le encantaba dibujar y pintar. Al Sol le cayó bien pero tampoco obtuvo respuesta a su pregunta.
El Sol llego a la conclusión de que nadie sabía llegar al centro del universo así que decidió no buscar más. A la mañana siguiente se despertó y vio que todos los planetas estaban allí observando cómo dormía. El Sol se alarmó pero todas sus preguntas se resolvieron con una sola respuesta. Estábamos en el siglo XVII y se pensaba que el Sol era el centro del universo gracias a la teoría del sistema heliocéntrico , ideada por Nicolás Copérnico. Se dio cuenta de que todo rotaba entorno a él, el centro del universo.

FIN
  • Visto: 154

ESCOLA D'ESCRIPTURA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

EDITORIAL GALAXIA

AEELG

METODE

RESIDENCIA D'INVESTIGADORS

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

AELC

IDATZEN

EL HUYAR

EUSKAL ETXEA

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA