La investigación de las placas

Hace 50 millones de años, había 7 placas tectónicas que vivían juntas. Cada una tenía su propio nombre y todas formaban un solo continente llamado Pangea. Ellas estaban felices viviendo juntas y se sentían iguales, ya que todas tenían litosfera continental y litosfera oceánica, excepto una placa, la placa Pacífica, pero aun siendo diferente a las demás se sentía como las otras seis. A lo largo de los años, las placas se fueron distanciando unas de otras. Ellas no entendían la situación de porque se separaban, ya que la idea de vivir cada vez más separadas no les gustaba. Siempre creyeron que lo que se movía era el continente donde se agrupaban y que por ese motivo ellas se iban dividiendo en otros continentes. Pero hace varios años, se plantearon investigar porque pasaba esto.Para hacer más fácil la investigación, decidieron repartirse el trabajo entre las 7 placas más grandes, aunque también había otras placas menores. Así que decidieron que las placas Euroasiática, Indoaustraliana, Africana y Antártica se iban a encargar de investigar sobre la teoría de la tectónica de placas, que ya habían oído hablar de ella antes pero no sabían en qué consistía. Pensaron que la mejor manera de ir sacando conclusiones era fijarse bien en ellas mismas, para poder ver exactamente de que estaban formadas. Para empezar, se dieron cuenta que ellas constituyen la litosfera y que son fragmentos muy rígidos que miden entre cincuenta y doscientos kilómetros. Además, se fijaron en que los bordes que les unían entre ellas podían ser de distintos tipos ya que unas placas tenían dorsales donde se genera nueva litosfera, otras tenían zonas de subducción, donde se destruye la litosfera y otras, fallas transformantes donde no se crea ni se destruye litosfera. Otra idea que las placas descubrieron fue sobre donde se desplazan. La primera hipótesis que tuvieron fue que se desplazaban por el océano, pero finalmente averiguaron que lo hacían sobre los materiales dúctiles del manto sublitosférico, desplazándose desde unos milímetros hasta centímetros al año dirigiéndose hacia cualquier dirección. Esto les hizo comprender por fin porque a veces había choques o roces entre ellas y porque se producían actividades geológicas como el vulcanismo, sismicidad o cordilleras. De repente, en medio de la investigación les surgió una duda:sabemos que nos desplazamos sobre el manto sublitosférico, pero, ¿a qué se debe nuestro movimiento? Resultó que el desplazamiento dependía de la energía del interior terrestre, que genera corrientes de convección y permite un manto dúctil bajo la litosfera, además la gravedad es responsable de las subducciones.
Otra cosa que a ellas les resultaba extraña, es que habitualmente notaban cambios en su cuerpo en el mismo lugar, como una renovación, pero en cambio, en otras partes nunca habían notado nada. Esto les ocurría a todas las placas excepto a la Pacífica, que notaba cambios siempre. Resulto ser a causa de que la litosfera oceánica se les renueva muy habitualmente, ya que se crea en las dorsales y se destruye en las zonas de subducción. En cambio en la litosfera continental tiene un carácter más permanente. Además de esos cambios, también podían ser de forma y tamaño, por culpa de las dorsales oceánicas y las zonas de subducción. Incluso alguna de ellas notó la desaparición de algunas placas más pequeñas, ya que también se pueden fragmentar o unir. Con esta última idea,terminaron con la teoría de la tectónica de placas después de resolver todas sus dudas.Después de que las otras cuatro placas estudiaron la teoría, se la comunicaron a las otras tres placas que eran la Sudamericana, la Norteamericana y la Pacífica, que se iban a encargar de la segunda parte. Ellas comentaron a las otras placas la manera en la que se han dividido los continentes, por culpa de los océanos, así que ellas comenzaron a explicar cómo se forma un océano. Lo primero que ocurre es que se forma un domo térmico, es decir, se forma un penacho térmico que por la poca densidad que tiene asciende atravesando el manto y ahí se acumulan. En cuanto entra en contacto con la litosfera se arquea por el calor. Después se produce un rift continental, que por la tensión del domo se originan fallas, y eso produce un valle central. Más tarde el magma solidifica el rift, los bloques se separan y se produce litosfera oceánica gracias a los materiales magmáticos. De esto se origina un mar estrecho. Por último, si se sigue extendiendo el fondo oceánico, el océano poco a poco se irá incrementando. Y finalmente, después de esta costosa investigación, las placas ya entendieron las razones de sus desplazamientos y hoy en día todavía tienen la esperanza de algún día volver a juntarse.
  • Visto: 160

ESCOLA D'ESCRIPTURA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

EDITORIAL GALAXIA

AEELG

METODE

RESIDENCIA D'INVESTIGADORS

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

AELC

IDATZEN

EL HUYAR

EUSKAL ETXEA

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA