Las Piedras Del Infinito

Eran ya las 12:00 cuando sonó el despertador. Estaba asustado y no estaba seguro de hacerlo, pero era mi obligación. Cogi todos los utensilios, herramientas y todo lo que necesitase para ir allí. Más tarde cuando llegué al aeropuerto, me preguntó un compañero mío de la misión en qué consistía esta, yo le respondí:

-La piedra del infinito es una combianción entre obsidiana, jade, diamante, rubí y zafiro. Hasta ahora, se pensaba que era imposible conseguir una combinación de esta magnitud, pero en una cueva, un minero encontró esta piedra. Antes de cogerla, avisó de su existencia a los demás mineros, la cogió y nunca se volvió a saber de él y de los demás mineros que la tocaron. Según uno de ellos que vió cómo su compañero se desvanecía, afirmó que esa piedra contenía poderes místicos. Nuestra misión es encontrarla y ponerla a salvo de cualquier maleante que quiera conseguirla. Luego la investigarán, pero esa no es nuestra misión.

-Vale, gracias.

Me dí media vuelta, y me dirigí a mi asiento en el avión, despegamos y nos dirigimos hacia nuestro destino, la selva del Amazonas.

Ya allí, nos acercamos a la cueva, la cual no era muy profunda y se podía observar todo lo que había dentro de ella gracias a la luz del Sol. Los alrededores estaban llenos de camiones, coches y construcciones, y para mi sorpresa, había una gran cantidad de soldados con armas de fuego. Nosotros sólo íbamos para coger la piedra y llevarla a la sala de investigaciones, que estaba llena de protecciones, tanto de soldados como de barrotes, ventanas fortificadas y demás. Cuando llegamos al lugar de la piedra, estaba desprendía un aura que tenía un movimiento hacia la piedra, y una luz de varios colores, aunque el color en mayor parte era el amarillo. Nadie se atrevió a acercarse, y como era nuestro trabajo, nos acercamos con una caja y varias pinzas, que parecían hechas de una aleación de oro, cobre, níquel y zinc, que según mi conocimiento científico, era oro blanco. Cogí la piedra con las pinzas, mi compañero me acercó la caja, pero de pronto, él se cayó al suelo, y empezaron a dispararnos desde arriba. La caja me golpeó y la piedra salió volando, y me cayó en mi reloj, que era de oro, con una esmeralda. De pronto, la piedra se desvaneció en la esmeralda, y sentí que mi cuerpo se activó, me miré las venas de la muñeca y las tenía de diferentes colores. De pronto, caí al suelo, y abrí los ojos, estaba en otro sitio, pero era demasiado extravagante para ser La Tierra. Aparecían auras de diferentes colores, y unas personas se acercaron a mí, llevaban cascos de minar, y pensé que serían los mineros desaparecidos. Ellos me miraron, sin decir ni una sola palabra, y yo no me atreví a hablar, entonces fue cuando sentí un dolor en el pecho, y este era más intenso cada segundo, hasta que caí al suelo. Vi en mi mente disparos, guerras y un desastre mundial, tan solo por una piedra. Cerré los ojos.

Cuando los abrí, estaba tumbado en mi cama. Eran las 12:00. Cuando fui a mi laboratorio, le dije a mis amigos todo lo que había pasado, pero no había pasado nada. En ese momento, pensé en todo lo que me pasó, pero solo fue un sueño, que algún día, podría convertirse en real.
  • Visto: 179

ESCOLA D'ESCRIPTURA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

EDITORIAL GALAXIA

AEELG

METODE

RESIDENCIA D'INVESTIGADORS

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

AELC

IDATZEN

EL HUYAR

EUSKAL ETXEA

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA