Luchando por el futuro

Dejo estas reflexiones entre las notas de trabajo, por si alguien de la resistencia lo encuentra en caso de que nos pasara algo a nosotros.
En estos momentos, seguimos adelante con el proyecto sólo Margarita y yo. A Pablo lo descubrieron en un control hormonal, hacía demasiado tiepo que se había inyectado el preparado para simular los marcadores esperados. Lo querrán reinsertar a una vida feliz e ignorante, no podrá oponerse. Está claro que perdemos una mente brillante para nuestra investigación que intentaremos recuperar más adelante, cuando cese su vigilancia especial.
No sé si conseguiremos acabar el siglo XXII con progreso alguno en nuestra lucha. El mundo se encuentra más controlado que nunca por unos pocos, en pro de su beneficio, mucho más que en épocas y siglos anteriores. Desde que instauraron la vacunación hormonal obligatoria, no tienen oposición. No entenderé jamás que existan científicos que puedan prestar sus servicios a estas minorías explotadoras en masa del pueblo. Y ahora... Ahora a todos los bebés, nada más nacer, se les inyecta el controlador hormonal que lo revoucionó todo. Primero lo hacían a escondidas, aunque ya no les hace falta. Esta bomba bioquímica trabaja a dos niveles. Por un lado, genera periódicamente una dosis de un neurotransmisor más pontente que la dopamina que se estudiaba antes, para tener a la gente en un estado continuo de falsa felicidad, y por otro, contiene dos inhibidores de hormonas consideradas peligrosas hoy en día: la del estrés y la de la indignación, evitando así cualquier brote de pensamiento crítico. Sólo se libran los seleccionados, los nacidos de las familias del Olimpado, que crecen destinados a ser los nuevos líderes mundiales.
Pero algunos pequeños grupos de investigadores, en paralelo, se ocuparon de conservar personas sin adulterar. Les hacían amar la ciencia, seguir buscando nuevas formas de biosíntesis para revertir el proceso. Tendríais que ver la reacción de un sujeto al inyectarle el antídoto que desactiva la vacuna hormonal. La fuerza y determinación que muestra nos llena de esperanza. La de ser muchos más, sin tener que callar ni escondernos. La de poder despertar el mundo a la plena conciencia.
  • Visto: 21

ESCOLA D'ESCRIPTURA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

EDITORIAL GALAXIA

AEELG

METODE

RESIDENCIA D'INVESTIGADORS

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

AELC

IDATZEN

EL HUYAR

EUSKAL ETXEA

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA