La magia de la ciencia

Este texto no será como el resto, porque os voy a contar mi propia experiencia con el tema de la ciencia desde mi punto de vista. Desde pequeña siempre me ha gustado la magia que hacían los magos, me llamaba la curiosidad, quería entender cada truco, cada gesto, me fijaba en todo pero al final del truco pasaba algo de lo que no me había dado cuenta y no lograba entender como lo hacían, para mí fue un tema complicado, yo también quería hacer esos trucos, estuve investigando y me di cuenta de que algunos de esos trucos se basaban en la psicología, es decir, el mago tenía que intuir las posibles decisiones que el público va a tomar, otros trucos se basaban en la química como por ejemplo las sustancias que cambian de color o los objetos que vuelan misteriosamente… etc. Me fui haciendo mayor y en mi escuela las matemáticas se complicaban cada vez más; siempre he sido una persona que hace las operaciones mecánicamente y es algo que me fastidia, porque quiero entender el porqué de las cosas, quería la explicación de las operaciones, de los números, del porque era así y no de otra forma, pero no conseguí que el profesor me diera respuesta, siempre me han dicho que para aprobar tenía que hacer el examen bien y para ello tenía que aprenderme las cosas de memoria y en ese aspecto me desilusione, los profesores te dicen como se hace, pero no te dicen de donde sale, por lo tanto al final, y sin entender nada, me memorizaba las fórmulas para el examen. Cuando llegué a la E.S.O estudiaba y sacaba mucha nota en ciencias naturales porque no era algo que se tuviera que memorizar, era una ciencia que se tenía que entender y era algo que me encantaba y me apasionaba, como el nacimiento de los seres vivos, el crecimiento de una planta, el ciclo de la vida…etc. me gustaba porque ese tipo de ciencia, es la ciencia de la vida y tome la decisión de querer seguir por el camino de la biología, pero llego el momento de dejar la secundaria con una media de notable en casi todas las asignaturas de ciencias y tenía dos opciones: bachillerato de ciencias o grado medio. Tras una breve decisión y sin repetir ningún curso, elegí Grado medio de química. Mis compañeros que eligieron bachillerato me rechazaban, me decían que había tirado la toalla, estaba muy indecisa, muy insegura, no sabía si ese iba a ser el camino correcto, con tan solo 16 años me metí a una clase en la que todos eran mayores de edad, los primeros días creía que me había vuelto loca, pues había seguido el ejemplo de uno de mis ídolos y uno de los genios de la ciencia: Richard P. Feynman, quien dijo. y publicaron un libro sobre su frase: -¿Qué te importa lo que piensen los demás?- Después de varios meses en la F.P llego el momento de las prácticas en un laboratorio, yo era pequeña, estaba con una bata blanca y me sorprendí de todo lo que había, me encanto, vi la magia en cada experimento que hacía como cristalizaciones, cambios de color por volumetrías, el crecimiento de las bacterias en las placas… lograba entender, por primera vez, todo lo que antes me memorizaba, me dieron ganas de llorar y una satisfacción increíble porque había química, física, biología, matemáticas, empecé a identificar cada ciencia y por qué se hacían así las cosas, ya había encontrado mi sitio. Ahora estoy en un grado superior y he podido emprender proyectos en concursos, tengo muchas ideas y, amigos con estudios universitarios, he aprendido mucho y todos los compañeros que eligieron bachillerato solo habían memorizado y no entendido lo bonito que puede llegar a ser la ciencia, sus experimentos e investigaciones que pueden llegar a cambiar el mundo y yo quiero colaborar, por eso tome esta decisión. Espero que dentro de unos años pueda llegar a aportar conocimientos a las investigaciones y avances de la ciencia
  • Visto: 153