Retórica Científica

Retórica Científica

Desde chiquito siempre le costó entender nombres científicos, eran muy largos y complicados para su gusto. Sabía que sus futuros no incluirían ninguna clase de especialización científica, o al menos ese era su plan.
Después de hacer su primera investigación, sobre tal tema complicado y lleno de una terminología que su cerebro no podía retener. Anotó sus metas, palabras, definiciones, junto a todo lo que soñaba entender y retener en su cuaderno.
Lleno de miedos, y balbuceando se lo explicó a la clase, casi temblando, por primera vez. Volviendo siempre a los libros, e intentando encontrar palabras fáciles de entender, una y otra vez. Después de tartamudear varias veces, volver al diccionario, y enciclopedia, logró por fin explicarse en términos comunes. Usando analogías, como similitudes, y explicaciones genéricas, así como la vida diaria. Por fin sintió que lo entendían.
Le explicó una vez más a su estudiante la importancia de aplicar tal método en la vida diaria y cerrando su libro, se dirigió a su sala de investigación.

Morosha

  • Visto: 179