Historia de un invento mas

Historia de un invento más.
Cinco de Octubre de 1989, Bacau Rumanía, digamos 6 de Octubre, porque ayer ha sido mi 36-a cumpleaños y enfadado con mi primera ex mujer, fui a tomar un vino con mi padre y no hemos parado hasta que me fui al trabajo.
Un día miserable, frío, con lluvia, aglomeración en el bus, llegar tarde, animo de nada, jefe “listo”.
Después de unos chistes malos a mi persona, quiero buscar un sitio mas caliente que mi despacho, en algún taller de esta empresa estatal, dedicada a hacer reparaciones de autos y maquinarias de obra. No llego lejos. Bajo mi despacho hay mucho ruido, y mucho humo que entra, no se por donde, hasta a mi nariz.
Es el taller de reparación capital de motores con tres stands de pruebas y rodaje.
Bastante oscuridad, ruido, frio y humo. Humo de dos fuentes: escape de los stands de rodaje y un barril metálico con maderas ardiendo, para que los chicos se pueden calentar los manos y... trabajar.
Los del alrededor del barril me saludan, me sonrían y me preguntan ¿que hay de nuevo?
- Los rusos, han descubierto unos efectos benéficos, construyendo y observando una piramida parecida a las de Egipto. Parece que funciona hasta como antena de televisión, si lo haces de electrodos de soldadura respetando los ángulos. Pero vosotros ¿porque no hacéis algo con este humo?
- ¿Que? Sale por la tubería y entra por la puerta o por las ventanas rotas.
- ¿Porque no lo limpiáis, burbujeando en un barril, como esta, con agua?
-¡ Buena idea ingeniero!
- ¡Manos al obra!
… En el mismo día lo hemos conseguido limpiar el humo y otras ideas mas:
-“El humo limpio recuperado podemos utilizarlo para calentar el aire de admisión y puede arrancar mas pronto los motores”; - “Con el agua calentada por el stand, puedo calentar mi despacho”; “También con el agua del sistema de refrigeración, se puede hace algo”;- “Pero si frenamos con una pompa y un hidromotor de hormigonera, no gastamos mas agua y hacemos unas determinaciones mas precisas”;- “Si, y entrenar un generador de corriente eléctrico, recargar las baterías”…
Dentro de tres meses, hemos conseguido:
1. Eliminar el humo del taller;
2. Alumbrar el taller sin consumo registrado en contadores;
3. Calentar un registro de tuberías para calentar los manos;
4. Arrancar mas pronto los motores;
5. Calentar mi despacho con recuperación de energías;
6. Bajar el consumo de combustible con mas de 10% en cualquier motor, diésel o gasolina;
7. Ser premiados con un salario mensual;
8. Ser visitados y “famosos”, en que ¡se puede!
Años mas tarde, estudiando por falta de ocupación, en la biblioteca del centro Pompidou (Paris, Francia), “el ¿porque ha bajado el consumo?”, “¿que leyes de la física y química olvidadas o ocultas, gobernaba esta combustión interna?”, entendí, que lo que hemos hecho con el humo de escape se llamaba “fotocatalisis” y lo de los resultados de la colaboración, se llamaba “inteligencia colectiva”.
  • Visto: 224