La vida de las estrellas

Nunca os habéis preguntado, cuando miráis el cielo, ¿qué serán esos puntos que hay ahí arriba? La verdad es que yo sí que me lo preguntaba, hasta que comprendí lo que eran. ¡Estrellas!

Yo sinceramente me las imaginaba todas amarillas, pero no, hay de varios colores: azules, amarillas/blancas y rojas. A primera vista, las más calientes son las rojas, ¿no? Pues si pensabas eso, estás equivocado, porque las más calientes, extrañamente, son las… ¡azules! Así que, si ahora te dicen de meter la mano en una llama roja o en una azul, piensa en cuál la metes. Yo, la pondría en la roja, porque están a unos 2.000-3.000 ºC y, en cambio, las azules pueden estar a más de 10.000 ºC.

Bueno, la verdad es que yo siempre veía esas luces en el cielo y sabía que eran estrellas pero nunca me había preguntado qué eran realmente las estrellas. Hasta que me interesé un poco más por aquellos puntitos y descubrí que las estrellas son esferas luminosas de plasma que mantienen su forma gracias a su propia gravedad. ¿Y sabéis de qué más me enteré? Que la estrella más cercana a nuestro planeta, La Tierra, es el… ¡Sol! Sí, sí ,el Sol, ese cuerpo celeste alrededor del que todos los planetas rotan.
¿Sabías que las estrellas más prominentes se agruparon en constelaciones o asterismos y las más brillantes pasaron a denominarse por nombres propios? En total hay 88 constelaciones todas diferentes, algunas son: Leo, Virgo, Aquario, Andrómeda.... Como podéis ver, algunas de las constelaciones tiene nombres de los signos zodiacos: Leo, Aquario, Virgo, Libra...

Una cosa de lo que yo no era consciente hasta hace poco es que de todos las “estrellas” que veis allá arriba, no todos todos son estrellas. ¿Os podéis imaginar qué otro cuerpo celeste puede ser? La verdad es que yo no lo entendía hasta hace poco. Son... ¡Planetas! Sí, sí, planetas. Hombre, la verdad es que igual Neptuno desde La Tierra no lo puedes ver porque está a demasiada distancia, ni tampoco Urano. Pero Jupiter, Saturno, Marte, Venus y Mercurio los puedes ver más o menos durante todo el año, porque hay veces que están tan pegados al Sol que no se pueden ver. Y la pregunta que yo me hacía, cuando descubrí que hay arriba también había planetas, era: “¿Y cómo puedes distinguir un planeta de una estrella?” Muy fácil, la diferencia básica entre una estrella y un planeta es que la estrella produce su propia luz, mientras que el planeta debe de ser iluminado por una estrella para recibir luz, igual que La Tierra es iluminada por la luz del Sol.

Otra cosa, ¿nunca habéis oído el nombre de “Estrellas Fugaces”?
Cuidado, que el nombre no so engañe, porque no son estrellas... estrellas. Las estrellas fugaces son, pequeñas rocas que al entrar con gran velocidad en la atmósfera de la Tierra se queman por la fricción y producen el trazo luminoso ese que surca el cielo rápidamente. Así que el nombre de ESTRELLAS fugaces no os confunda porque no son estrellas estrellas.

Bueno, volviendo al tema de esos lucecillas de allá arriba, la estrella HE 1523-0901 es la más antigua y es una gigante y roja. Sé que el nombre es un poco difícil de recordar, pero imaginad estar poniéndole un nombre a las millones de estrellas que hay, madre mía, ¡nos quedaríamos sin nombres en el mundo!

Recientemente los científicos han encontrado una estrella que supera en tamaño a todas, se llama VY Canis. La verdad es que tú desde la Tierra te imaginas una estrella del tamaño de tu cabeza, pero no, son como 20 veces tú, si no es más. Por ejemplo la estrella más pequeña es un poco mas grande que Saturno, y Saturno, que se diga, se puede considerar un planeta de los muy grandes. Así que si la estrella más pequeña es de su tamaño, imagínate la estrella más grande.

Las estrellas, durante una porción de su vida, brillan debido a la fusión termonuclear del hidrógeno en helio en su núcleo, que libera energía que atraviesa el interior de la estrella y, después, se irradia hacia el espacio exterior. Cuando el hidrógeno del núcleo de una estrella está casi agotado, otros elementos producidos de forma natural y más pesados que el helio son creados durante la vida de la estrella.

La verdad que la vida de una estrella es aburrida a primera vista pero, si la contemplas y sabes apreciar su belleza, te puede fascinar. Alguna vez probad e iros a sitios donde no haya mucha contaminación atmosférica o lumínica, tumbaos en el suelo y solo contemplad las estrellas. Me entenderéis cuando hablo de que te pueden enamorar.
  • Visites: 163

ESCOLA D'ESCRIPTURA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

EDITORIAL GALAXIA

AEELG

METODE

RESIDENCIA D'INVESTIGADORS

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

AELC

IDATZEN

EL HUYAR

EUSKAL ETXEA

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA